Riesgos de seguridad en las videollamadas. ¿Cómo los podemos solucionar?

Si las videollamadas y videoconferencias ya eran herramientas muy populares en empresas con varias sedes, entre amigos o en formaciones a distancia, con la llegada de la Covid-19, el confinamiento y el teletrabajo, este tipo de comunicaciones ha aumentado vertiginosamente. Cada vez existen más softwares para ello y cada vez las usamos más, pero… ¿hay problemas de seguridad en las videollamadas? Gesprodat te ayuda a descubrirlo.

Lo cierto es que existen unas normas básicas que debemos cumplir si no queremos llevarnos sorpresas desagradables. Algunos organismos oficiales como el Incibe también alertan de estos problemas.

Cómo mejorar la seguridad en las videollamadas

A continuación te presentamos algunos consejos para mejorar tu ciberseguridad y evitar riesgos al utilizar las aplicaciones de videoconferenciaya sea en reuniones de empresa por teletrabajo, clases virtuales o charlas informales.

En primer lugar, asegúrate de que tu software de videollamada está descargado desde un lugar seguro. La tienda de apps de tu dispositivo o la página oficial del programa son los lugares adecuados para hacerlo.

En segundo lugar, cuidado con quién puede acceder a la llamada. Si hacemos público el link a la conferencia, podemos dar acceso a personas no deseadas y, quizá, con malas intenciones. Lo adecuado es no hacer público el enlace o los datos de acceso a la conferencia y limitar el acceso sólo a aquéllos que deban participar.

Si no tomamos esta medida, cualquiera puede acceder a la reunión y boicotearla o grabarla, pudiendo perjudicar nuestros intereses, datos o, incluso, haciéndonos chantaje para no publicar su contenido. Por ello, también es recomendable que la cifres con una contraseña segura.

Continuando con el tema de las contraseñas, asegúrate de que tu usuario y tu password sean lo suficientemente seguros. No se los cedas ni muestres a nadie. Un nivel de seguridad alto en los datos de acceso también dificultará a los hackers su tarea.

seguridad videollamadas

Muchas de estas aplicaciones, especialmente aquellas orientadas a videoconferencias, permiten habilitar una sala de espera para los usuarios que se suman a la reunión. Activa esta opción y asegúrate de a quién le das paso. De esta manera, si trata de colarse algún intruso, podrás denegarle el acceso.

Otro de los consejos de los que debes tomar nota es acceder siempre con la cámara desactivada y el micrófono silenciado. Es la forma de evitar que alguien oiga algún comentario o vea una imagen desafortunada y te lleves un disgusto. Este consejo es especialmente sensible para la enseñanza virtual, donde estos incidentes pueden desembocar en ciberacoso.

Procura mantener siempre el software actualizado. Cada vez que se publica una nueva versión, muchos de los cambios del programa suelen ir encaminados a mejorar la seguridad en las videollamadas. Actualizarlo sólo te tomará unos minutos y puede ahorrarte muchos problemas. De hecho, si lo utilizas a nivel empresarial, posiblemente te convenga contratar un plan de empresa. Los paquetes básicos y gratuitos tienen un nivel de seguridad inferior a las extensiones premium.

También es recomendable que te asegures de que la información está cifrada de extremo a extremo. De otra forma, algún pirata informático podría intervenirla y hacerse con ella. No son pocas las aplicaciones de mensajería o videollamada que han sido hackeadas y sus contenidos, expuestos en la red.

Por último, y aunque parezca algo evidente, ten cuidado al compartir tu pantalla durante una videollamada. Podrían aparecer reflejadas informaciones sensibles que tengas abiertas en tu ordenador, como usuarios, contraseñas, las páginas que tienes abiertas en tu navegador o documentos sensibles.

Esperamos que estos consejos te ayuden a mejorar la seguridad en tus videollamadas y, así, evitarte sustos innecesarios con el uso de estas tecnologías. Entre todos podemos hacer de internet un lugar más seguro para sus usuarios

imagen