Protege tu despacho de abogados de los ciberataques

En los tres últimos años los ciberataques han aumentado considerablemente. Cualquier fallo o brecha en la seguridad es aprovechada para robar datos, secuestrar dispositivos o espiar los movimientos de otras personas.

Consecuencias de un ciberataque en un despacho de abogados

Los despachos de abogados son lugares de trabajo en los que se accede a datos personales de carácter sensible, personal e íntimo de los clientes. Esto hace que sean un objetivo bastante goloso para los ciberdelincuentes, ya que tanto el despacho como los propios clientes estarían dispuestos a hacer cualquier cosa parar protegerlos.

Un despacho de abogados perdería mucha credibilidad y reputación si un ciberataque consiguiera robar su información. Además, se verían envueltos en problemas legales si no han protegido bien sus equipos o han incumplido el Reglamento General de Protección de Datos.

¿Qué puedes hacer para prevenirlo?

Aquí tienes varios consejos para prevenir cualquier ataque:

  • Una de las cosas más importante que debes hacer es anonimizar los documentos que se envían, aunque se haga entre compañeros. Borrar los datos personales de los clientes es sencillo, rápido y puede ahorrarte muchos problemas.
  • Contar con un encargado de tratamiento de datos resultará de gran ayuda. Su labor será ocuparse de organizar, almacenar y proteger la información de la empresa correctamente. Para ello, empleará las herramientas de seguridad pertinentes y cumplirá con la normativa vigente. Esta empresa será un encargado de tratamiento de datos, y el despacho deberá firmar con ella un contrato de acceso a datos, según exige el RGPD
  • No dejes documentación ni expedientes ni informes encima de las mesas o abiertos en el ordenador. Toda la información es privada y nadie más debe verla. Si estás viajando o en un lugar público y necesitas trabajar, hazlo sin poner datos privados.
  • No utilices aplicaciones de mensajería instantánea para enviar o recibir documentos sensibles.
  • Pon contraseña a todos los ordenadores, discos duros y USB que se utilicen en el despacho para limitar su acceso únicamente a personas de confianza. Cuando envíes datos privados, haz lo mismo encriptándolos o poniéndoles una clave. Obviamente, no envíes dicha clave por el mismo canal.
  • No dejes en el coche ni ordenadores ni dispositivos de almacenamiento.
  • Cierra la sesión de tus cuentas digitales siempre que acabes de usarlas.
  • No compartas con familiares, amigos ni compañeros los dispositivos de uso profesional como ordenadores portátiles o móviles.
  • No abras correos que procedan de cuentas desconocidas para ti o con nombres extraños. Si desconoces su procedencia, simplemente bórralos. Y mucho menos abras los archivos adjuntos de estos correos.

Mejora tu ciberseguridad

Utilizar los medios digitales para proteger tu despacho de abogados es una buena manera de usarlos de forma inteligente y sacarles partido.

Por ejemplo, la utilización de líneas VPN es una forma segura de compartir información, sobre todo si teletrabajas. También evitar instalar programas que no se conozcan bien, que no sean oficiales o que no se vayan a usar para el trabajo diario.

Puedes establecer más capas de seguridad para poner las cosas mucho más difíciles a los piratas informáticos, como usar la doble autenticación para acceder al sistema, implantar contraseñas más fuertes que se actualicen cada cierto tiempo, mantener todos los sistemas, programas y antivirus actualizados en su última versión para que funcionen al 100 %, limitar las personas que pueden acceder a la información confidencial y el uso y difusión que pueden hacer con ella, clasificar los datos según el grado de privacidad que se les quiera dar, realizar acuerdos de confidencialidad y copias de seguridad y tener un plan de actuación adecuado y eficaz contra los ciberataques

Finalmente, el factor humano es un elemento clave en la ciberseguridad y debe ser reforzado y formado para no cometer errores y saber actuar en caso de ataques. Recuerda que algunas formas fáciles de protegerte son bloquear la pantalla de tu ordenador mientras no lo estés usando, tapar la cámara web para evitar espionajes y visitar solo páginas webs seguras y fiables.