Plataformas sociales y nuevas amenazas a los menores de edad en Internet: ¿serán efectivas estas nuevas medidas?

¿Es importante la verificación de los años para los menores de edad en las redes sociales y en plataformas similares? Esta es una pregunta que se hacen muchas personas y que trae consigo una protección intrínseca de los datos de los usuarios, además de un mayor respeto hacia la comunidad, ya que no se permitirán los malos comportamientos al tener más localizados a los usuarios.

La seguridad infantil en Internet es un aspecto que ya lleva algunos años de actualidad, en parte también por el crecimiento del mundo virtual y el rápido acceso que tienen estos pequeños a los nuevos dispositivos. De este modo, tanto las redes sociales como algunos videojuegos buscan soluciones para verificar la edad de los usuarios.

Nuevas medidas para verificar la edad

Para conseguir un Internet seguro para los niños hay que procurar que las plataformas digitales dispongan de las herramientas adecuadas para tener esa protección deseada. Ante esta tesitura, se ha dispuesto un Anteproyecto de Ley del Ministerio de Consumo que pretende regular las «cajas botín» en los videojuegos. Eso sí, hay que afinar bien para no perjudicar a los menores, a los mayores ni a la propia industria.

Dicho Anteproyecto de Ley establece una obligación de habilitar un sistema de verificación documental de la identidad, que podrá ser complementario con un sistema de identificación biométrica, aunque esto es voluntario. De la misma manera, se considera una infracción muy grave el ofrecimiento de mecanismos de recompensa sin verificar la edad.

Ante ello, se establecen sanciones que oscilan entre los 200 000 euros y los tres millones de euros, llegando hasta la clausura de los medios que brinden dichos servicios. Igualmente, se muestra que estos sistemas tendrán que ser acordes a lo dispuesto en el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), para garantizar los derechos digitales, teniendo en cuenta el artículo 6.4 de normativa de desarrollo.

En cuanto a la exposición de motivos, se muestra que la norma ha sido sometida a un informe de la Agencia Española de Protección de Datos. Sin embargo, el informe no se aporta y tampoco hay constancia de que se haya solicitado, hecho muy grave cuando se está hablando de algo tan delicado como el acceso a los datos personales.

Riesgos para los menores

Hoy en día, vemos que los menores tienen acceso a una gran cantidad de información, algo que, siempre y cuando haya límites, puede ser visto como bueno. De hecho, estas limitaciones están encuadradas en la protección ante determinadas plataformas sociales y videojuegos. Con ello se pretende que no puedan tener acceso a contenidos para adultos, o bien a juegos de recompensas que impliquen un trasiego monetario, más si cabe si todavía no han alcanzado la edad mínima para trabajar en España.

¿Serán efectivas estas medidas?

Esta es una de las preguntas que más se hacen las personas, sobre todo los padres y las madres de los pequeños. Lo cierto es que se ha estudiado la situación actual y lo que pueden ofrecer dichas medidas. En todo caso, se ven como necesarias para regular un entorno virtual que ofrece información, pero no a cualquier precio.

De hecho, esta normativa sale a la palestra por la necesidad de regular un espacio al que accedían menores de edad a los que les faltaban todavía algunos años para llegar hasta la edad de 18. Por tanto, se espera que, con estos límites, la protección sea mucho mayor.

En resumen, estas normas vienen a proteger la integridad y la seguridad de los menores de edad en las redes sociales. Además, se tratará de evitar que caigan en comportamientos adictivos como la ludopatía, así como que desarrollen trastornos antisociales.