Planes de Igualdad: ejemplos que se han convertido en una referencia

La brecha salarial y la diferencia de personal contratado entre hombres y mujeres en el mercado laboral pone de relieve la necesidad de actualizar los planes de igualdad y ejemplos de ello son Michelín, Inditex, Carrefour o Mercadona, entre otros. Actualmente, la obligación de implantar un plan de igualdad se da en toda empresa que contenga más de cincuenta trabajadores. Te mostramos algunos ejemplos de planes de igualdad y sus casos de referencia.

Planes de igualdad ejemplos

Un ejemplo de un buen plan de igualdad es aquel que erradica las barreras entre empleados y empleadas en todo tipo de organizaciones, especialmente las que impiden que exista una igualdad de trato real entre ambos sexos. La obligación de crear un plan de igualdad para las empresa que tengan más de 50 trabajadores se define en la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo. No obstante, recientemente se añaden novedades en el Real Decreto-ley 6/2019.

1. Analiza cómo es tu plan de igualdad

Si no tienes plan de igualdad, analiza tus prácticas. Para dicha revisión, es conveniente que utilices los medidores establecidos en la normativa. De este modo, podrás conocer en qué medida tus políticas se adecúan a la legislación vigente. A partir del resultado, desarrolla qué medidas tienes que tomar.

2. Crea tu plan

Para incluir cambios en el plan de igualdad o crear uno bueno desde cero deberás tener una estructura flexible que se adapte a lo que tu empresa necesita. Además, tendrás que asegurarte implantar tu plan en todos los ámbitos, incluyendo el reclutamiento, el despido, la selección, etc. Procura que el plan de igualdad contenga aspectos específicos sobre la gestión del desempeño, los procedimientos de planificación corporativa y las iniciativas de calidad. Todo el personal de la empresa deberá estar capacitado.

planes de igualdad ejemplos 2

3. Fomenta la igualdad

Todos los niveles de tu empresa deben estar capacitados, por lo que es importante formar sobre el plan de igualdad y fomentarlo en el área de trabajo. Deberás actualizarlo cada año.

4. Seguimiento

Es conveniente llevar a cabo un seguimiento sobre cómo se está ejecutando y adaptando, evaluando los resultados correctamente y definiendo qué nuevas medidas son necesarias.

El caso de Michelín

El caso de Michelín es un buen ejemplo de plan de igualdad, puesto que esta empresa se ha preocupado de llevar a cabo acciones concretas en todos sus ámbitos, incluidas la contratación, la formación, y mucho más, así como con la definición de objetivos claros. En el año 2020, la empresa ha incrementado el número de mujeres en su plantilla en un 17,2 %. Con respecto a la contratación, sus criterios se basan únicamente en la competencia y no en el género y, en cuanto al acoso laboral, se ha implementado un canal de denuncias.

Otros casos de referencia

Además del caso Michelín, actualmente podemos encontrar otros casos de referencia. Uno de los planes estratégicos más destacables que podemos encontrar es el de Ikea, con un elaborado protocolo para mujeres que puedan estar siendo víctimas de violencia de género. También, es importante resaltar el caso de Inditex, con el objetivo de una íntegra implantación del plan de igualdad en todos los ámbitos para mejorar el clima laboral. Otros dos casos de referencia son los de Carrefour Mercadona, ambos con comisiones de seguimiento y evaluación, protocolos de igualdad y aplicación a la totalidad de la plantilla.

Los planes de igualdad tienen ejemplos que pueden servirnos de referencia. Actualmente, la necesidad de dichos planes se pone de manifiesto ante las diferencias de número entre trabajadores hombres y mujeres. El caso Michelín es uno de los más conocidos, pero hay algunos más que también destacan por su correcta implantación. Para saber cómo elaborar un buen plan de igualdad que se ajuste a la ley ¡consulta a nuestros profesionales!

imagen