Los riesgos para la privacidad en el registro con redes sociales

Las redes sociales cuentan con numerosos riesgos para la privacidad. Uno de los más importantes es utilizar cuentas ya existentes para registrarnos en la página web de un prestador de servicios. Cada vez son mayores las posibilidades de registrarnos en sitios online utilizando nuestra cuenta de Facebook o de Google. ¿Ofrece facilidades? Sí, pero ¿qué riesgos tiene?

Los riesgos para la privacidad al utilizar nuestras cuentas de redes sociales en registros online

La vida digital está en continuo crecimiento, y gestionarla puede ser una tarea agotadora. Utilizar la cuenta de una red social puede reducir nuestras credenciales y facilitarnos la tarea. Además, nos registraremos mucho más rápido al no tener que aportar detalles. Sin embargo, puede haber importantes brechas de seguridad que afectan directamente a nuestros datos personales.

1. No controlar nuestros datos personales

Nuestras cuentas en las redes sociales pueden llegar a tener valiosa información sobre nosotros. Cuando permitimos que estas entidades aporten datos a terceros para que podamos realizar un registro más rápido y tener así una gestión más fácil de nuestra vida online, estamos perdiendo el control de nuestra información personal. El servicio al que te has registrado de este modo podrá acceder a un gran número de datos de tu perfil social.

2. La finalidad distinta en el uso de datos

Permitir un registro en un servicio mediante una red social conlleva, a su vez, el riesgo de que tus datos sean utilizados con finalidades diferentes a las que en un inicio consentiste. Por ello, además de registrarte de nuevo sin utilizar estas cuentas, es importante que consultes en la política de privacidad para qué va a utilizarse la información que aportas y cómo puedes ejercer tus derechos de protección de datos.

riesgos para la privacidad redes sociales

3. Nuestro perfilado en la red

Otro riesgo de registrarnos en una página web con nuestro perfil social es el acceso a una información más detallada de nuestro comportamiento en Internet. Esta información facilitará la realización de un perfilado sobre nuestro usuario en la red, igual que será más sencillo que nos realicen un seguimiento.

4. Las brechas de seguridad

Si ocurriera una brecha de seguridad en la web del servicio en la que te hubieras registrado, tu información personal presente en el perfil social se vería afectada y se incluirían datos útiles para el perfilado de publicidad o sobre tus intereses.

Del mismo modo, si la brecha de seguridad ocurre en la cuenta de la red social que has aportado y te roban las credenciales, el problema irá más allá. No solo se verá afectada tu información personal del perfil social, sino que también perderás el control de tus datos personales en el resto de servicios en los que te hayas registrado. En resumen, si te roban una credencial, te robarán todas y será muy sencillo que suplanten tu identidad.

¿Cómo puedes evitar estos riesgos para la privacidad?

Te recomendamos que utilices siempre contraseñas fuertes y seguras y que no las guardes en el navegador. Si te registras con una red social, accede a los permisos que concedes y gestiona adecuadamente tu cesión de datos. Además, recuerda que es mucho menos recomendable utilizar el perfil de la red social en un registro de un servicio puntual o de una web que no conoces.

Por último, hemos de decirte que es conveniente que revises de forma periódica los ajustes de privacidad en tus redes sociales.

En definitiva, los riesgos para la privacidad pueden suponer graves vulneraciones de tu derecho a la protección de datos. Por eso, debes prestar especial atención a los registros en páginas web con tus redes sociales, ya que normalmente estarás permitiendo acceso a información valiosa y un perfil detallado en Internet.

imagen