Llegan nuevas normas ISO para mejorar la seguridad también a nivel físico

Las normas ISO son estándares internacionales que regulan la calidad de ciertos procesos. En este caso lo que nos importa es la seguridad de la información, así que para nosotros son buenas noticias que se hayan puesto en marcha nuevas directrices que buscan mejorar la seguridad en la protección de datos a nivel físico.

Normas ISO para complementar a la ISO 27001

La ISO 27001 es una de las normas internacionales más importantes en lo que a gestión de la calidad de los Sistemas de Gestión de Seguridad de la Información (SGSI) se refiere. Determina qué características debe tener el SGSI aplicado en una empresa para considerarse de suficiente calidad como para obtener una Certificación ISO.

Esta norma se va a ver ahora complementada con las nuevas ISO que están listas para entrar en vigor y que quieren mejorar la seguridad de los datos, la información y las personas desde un punto de vista físico.

Normas para un enfoque integral de la seguridad

Los nuevos estándares de seguridad a destacar son ISO 23234 e ISO 22341. La primera está pendiente de ser publicada y todavía puede sufrir algunas modificaciones, pero el articulado de la otra ya es el definitivo.

normas ISO internacionales

ISO 23234

Se trata de una norma que engloba criterios y recomendaciones de seguridad a la hora de planificar la seguridad en los edificios. Su finalidad es ayudar a todas las empresas que participan en el diseño y construcción de nuevos edificios a mejorar la seguridad de los mismos con respecto a intromisiones ilegítimas. Hace referencia a cuestiones tan diversas como la accesibilidad, la acústica, la circulación vertical y la evacuación de emergencia. El objetivo es conseguir edificios que sean seguros desde el punto de vista funcional y también a la hora de evitar el acceso de personas no autorizadas. Se reduce de este modo el riesgo de intromisiones en espacios en los que puede haber almacenada información, a la vez que se mejora la seguridad personal de quienes viven o trabajan en ese tipo de edificios.

ISO 22341

La norma CPTED (por sus siglas en inglés) hace referencia al diseño del entorno para la prevención del crimen. Se centra en la necesidad de introducir el área de seguridad en la propia fase de diseño de los edificios y los espacios públicos. Basándose en la idea de que el entorno condiciona la seguridad, se busca trabajar en el diseño de zonas urbanas para que los nuevos espacios sean cada vez más seguros y atraigan menos a la delincuencia. Por ejemplo, haciendo más avenidas amplias y bien iluminadas en lugar de callejones estrechos y oscuros.

¿Qué se consigue con estas nuevas normas?

Las ISO que estamos analizando vienen a complementar la normativa sobre protección de la seguridad que ya estaba en vigor. La idea principal que justifica su nacimiento es conseguir una uniformidad de los criterios que dé lugar a un incremento de la calidad en la mejora de la seguridad a todos los niveles en el plano internacional.

Los poderes públicos y las entidades privadas tienen que revisar ahora los estándares que venían aplicando en cuanto a seguridad física y adaptarlos a los nuevos criterios. El resultado será una mayor seguridad para los ciudadanos.

Las normas ISO siguen actualizándose y adaptándose a la realidad social de cada momento. Creando un marco dentro del cual tanto las entidades públicas como las entidades privadas pueden moverse con cierta libertad y autonomía para mejorar la calidad en cuestiones como la fiabilidad, la operatividad y, en este caso concreto que estamos viendo, también la seguridad. De ahí la importancia de conocer las novedades que van llegando.

imagen