La seguridad de la información sigue siendo una asignatura pendiente

Las empresas cada vez son más conscientes de la importancia de la seguridad de la información y de hacer una buena gestión en lo que a protección de datos se refiere. Sin embargo, parece que a nivel particular todavía somos bastante más confiados de lo que deberíamos.

Así lo ha puesto de relieve un reciente informe. Aunque ahora te lo vamos a explicar con más detalle, ya te adelantamos que la conclusión que podemos extraer es que la mayoría de los usuarios suspenden en educación digital.

¿Son la seguridad de la información y la protección de datos una barrera?

Cada vez existen menos barreras de acceso a Internet, y esto es una buena noticia. Porque navegar por la Red es especialmente útil. Nos permite comprar, buscar trabajo, formarnos, estar en contacto con otros, etc.

Aunque podemos conectarnos desde dispositivos tan habituales en nuestro día a día como los teléfonos móviles y las tarifas de datos cada vez son más económicas, los usuarios consideran que sigue habiendo barreras.

Según el «Estudio sobre percepción y nivel de confianza en España. Cómo se protege la ciudadanía ante los ciberriesgos», elaborado por ObservaCiber, la seguridad supone una barrera para el acceso a Internet para un 41,8 % de los usuarios.

Esto quiere decir que todavía hay muchas personas que no entienden bien cuestiones como el cifrado de la información o la importancia de tener un buen antivirus actualizado. Son conocedores de que conectarse a Internet supone un riesgo y, como no saben demasiado sobre ciberseguridad, ven sus oportunidades de navegación limitadas.

Los expertos creen que esto se debe a que la educación digital es insuficiente. Todavía hay muchas personas que no son realmente conscientes del riesgo que supone compartir ciertos datos o acceder a sitios web dudosos.

Cuando esas personas trabajan, existe el riesgo de que no apliquen del todo bien las medidas de ciberseguridad de la empresa, porque no las consideran realmente necesarias o porque no las entienden bien. Esto contribuye a que se sigan produciendo cada año miles de ataques contra organismos públicos y privados.

seguridad de la información rgpd

Se aprecian mejoras en algunos campos

A pesar de los preocupantes datos que aporta el estudio que estamos analizando, siempre queda margen para la esperanza. Por ejemplo, se han detectado mejoras en lo que respecta al uso del comercio electrónico y la banca online.

Con respecto a ediciones anteriores, ha subido el porcentaje de personas que cierran su sesión en las tiendas online o en las apps de banca después de utilizarlas. También el de quienes revisan sus cuentas después de hacer compras en el entorno digital.

Los datos recogidos demuestran que el número de personas que mantienen el sistema operativo de sus dispositivos actualizado a la última versión está al alza. Y se ha incrementado la descarga de antivirus.

Este tipo de conductas han dado lugar a un descenso en el número de dispositivos infectados. Pero todavía queda margen para mejorar la seguridad de la información, porque se ha demostrado que la mayoría de los ciberataques se producen hoy en día mediante correo electrónico. En comparación con los primeros meses de 2020, el fraude online ha crecido un 1,7 % en 2021.

En líneas generales, los usuarios de Internet reconocen que les faltan conocimientos sobre seguridad y que esto puede limitar en cierta manera el uso que hacen de él. A pesar de ello, la mayoría de la gente decide asumir los riesgos para seguir disfrutando de la conexión.

La conclusión que puedes extraer de todo esto es clara. La seguridad de la información se percibe como algo importante, pero no lo suficiente como para que la falta de conocimiento sobre ciberseguridad suponga una barrera real para conectarse a Internet, y esto es un gran riesgo.

imagen