La protección de datos interesa cada vez más en el mundo del marketing

El marketing es una práctica imprescindible para cualquier negocio, pero también puede suponer una vulneración de los datos de los consumidores. Seguro que tú también has recibido llamadas comerciales de empresas de las que nunca has sido cliente y tienes SPAM en tu correo electrónico.

Este tipo de conductas, que hasta hace unos años eran tan frecuentes, ahora son mucho menos habituales gracias a la vigencia del RGPD y la nueva legislación sobre protección de datos. A pesar de ello, conseguir un adecuado nivel de seguridad para los consumidores, en lo que a protección de datos se refiere, sigue siendo la asignatura pendiente en el mundo de la publicidad.

La seguridad de los datos preocupa a los consumidores

Poco a poco las empresas empiezan a ser conscientes de que los consumidores están más informados que nunca sobre la protección que brindan a sus datos personales y les preocupan las brechas de datos.

Los internautas son ahora mucho más proactivos y antes de hacer una compra online se aseguran de que la empresa donde van a hacerlo garantiza un tratamiento correcto de sus datos personales. Quieren saber qué se va a hacer con esa información y qué pueden hacer ellos si en un momento dado ya no les interesa que la empresa haga uso de ella.

Así, los criterios de privacidad aplicados por un negocio son clave a la hora de que el consumidor tome su decisión de compra. Si no se siente del todo seguro, preferirá comprar en otro sitio, por mucho que le haya gustado el producto o servicio ofrecido.

La protección de datos, una gran desconocida en el mundo del marketing

Todo lo relativo a la protección de datos sigue siendo un tema bastante complejo. Las grandes empresas suelen contar con especialistas en la materia, pero en los pequeños negocios las dudas con respecto a este tema son habituales.

Para muchas pymes fue complicado adaptarse al RGPD. Aunque han pasado tres años desde entonces, a día de hoy una gran parte de los encargados de marketing siguen sin comprender cuál es el impacto real de estas restricciones en su área de actividad.

Es posible que te hayas encontrado con algún caso últimamente. Por ejemplo, ese boletín de noticias al que te suscribiste y del que no has sido capaz de darte de baja aunque lo has intentado.

marketing rgpd

Las empresas quieren recuperar la confianza del consumidor con un marketing más seguro

Aunque ha costado, poco a poco va calando en las empresas la idea de que es fundamental respetar los criterios de protección de datos personales a la hora intentar ganar visibilidad y darse a conocer frente a los consumidores potenciales.

Las más avanzadas en este sentido están incrementando su inversión en todo lo relativo a publicidad y gestión de datos con el objetivo de llegar a ser marcas privacy-ready. Están altamente concienciadas sobre la importancia de respetar la privacidad de los consumidores y de gestionar sus datos de la forma más adecuada, sin abusar de ellos.

Algunas han emprendido este camino porque de verdad han asimilado bien la importancia de la protección de datos. Otras lo harán simplemente como forma de mejorar su imagen de marca porque saben que es lo que quieren los consumidores en el momento actual. Sea cual sea la razón para hacerlo, al final lo importante es que las empresas gestionen bien los datos que sus clientes reales y potenciales les han cedido y hagan un uso adecuado de ellos cuando se trata de hacer publicidad.

La normativa de protección de datos supone una restricción a la hora de hacer marketing, pero también es una oportunidad para hacer publicidad de forma más honesta y ética. Si las marcas saben aprovecharla, pueden obtener importantes beneficios.

imagen