La Lista Robinson

La Lista Robinson es una de las maneras más sencillas de ejercer tu derecho de oposición. Obtiene su nombre de Robinson Crusoe y te permite dejar tus datos tan aislados como el náufrago. A ella pueden acceder los consumidores de forma gratuita y las empresas, pagando.

Desde la entrada en vigor del Reglamento Europeo de Protección de Datos (RGPD) el 25 de mayo de 2018, las empresas encuentran obstáculos más grandes a la hora de hacer contactos comerciales y promocionar productos o servicios a las personas. Al igual que los consumidores, deben estar asesoradas correctamente para evitar infracciones de este reglamento al tratar sus datos, ya sea en la web, por teléfono o al enviar publicidad por cualquier canal.

¿Cuáles son sus ventajas?

1. Su principal ventaja es que asegura el correcto tratamiento de nuestros datos por las empresas.

2. En la Lista Robinson te puedes apuntar para evitar llamadas y contactos publicitarios. Al hacerlo estás diciendo a las empresas “no, no puedes utilizar mis datos personales para determinado fin porque no te los cedo”.

3. Es, por tanto, un fichero de exclusión publicitaria amparado en la obligación que la Agencia Española de Protección de Datos (AEDP) impone —sin excepciones— a las empresas de hacer uso de la lista.

4. Las empresas deben consultarla antes de enviar sus ofertas, y no pueden enviar publicidad a las personas inscritas.

5. Además, de existir cualquier violación a este compromiso de revisar previamente la lista, podemos denunciarla ante la AEPD pasados dos meses de la introducción de los datos.

Pero, ¿quién gestiona mis datos?

Hay que tener en cuenta que La Asociación Española de la Economía Digital (Agidital) será la responsable de la gestión y tratamiento de estos, amparada por la AEPD. Esta nos informa, en su web, de la gestión y tratamiento de los mismos; pero, si dudamos de la finalidad que esta asociación da a nuestros datos, o tenemos alguna duda respecto a su gestión, el RGPD nos permite hacerles una consulta más detallada sobre esta cuestión.

la lista Robinson

¿Cómo apuntarse?

Apuntarse es muy sencillo. Además, no tiene ningún coste para el consumidor y, para las empresas, el coste es bastante asequible.

Si quieres apuntarte en la lista Robinson, sigue estos sencillos pasos:

  1. Entra en este enlace.
  2. Recibirás, en tu correo, una contraseña asociada a tu DNI.
  3. Accede una vez más, e introduce el usuario y la contraseña proporcionada.
  4. Una vez dentro podrás escoger a través de qué canales no quieres recibir publicidad.

Es muy importante tener en cuenta que cada vez que quiera inscribirse otra persona, esta deberá darse de alta con un nuevo usuario. No obstante, para incluir a otra persona, o actuar en su nombre, es necesario que antes estés dado de alta tú. Así sí podrás incluir sus datos en el fichero y ejercer en su nombre el derecho de oposición.

¿Cómo funciona?

Antes hemos mencionado que a los dos meses se podrá denunciar. Pero, una vez apuntado, el efecto no es inmediato, ya que, si la campaña publicitaria de la empresa ha comenzado antes de tu inscripción en el fichero, puede que sigas recibiendo publicidad.

Ya han pasado 2 meses, ¿por qué me sigue llegando publicidad?

Desafortunadamente, algunas empresas infringen el compromiso que supone esta lista y, aun pasados los dos meses de transición, siguen enviando publicidad. En este caso, como se ha mencionado antes, hemos de denunciar ante la AEPD.

Como puedes ver, apuntarse en la Lista Robinson es sencillo, gratuito y resulta de gran ayuda si se quiere dejar de recibir ofertas no deseadas. Incluso permite escoger qué canal se quiere mantener para seguir recibiendo la publicidad que sí se desea. Apuntarse en este fichero es volver a tomar el control de la información relativa a uno mismo.

imagen