¿Qué sabes de los juguetes conectados?

jueguetes conectadps

Vivimos en la era de la tecnología y eso es algo evidente, incluso podemos controlar las luces de nuestra casa a través de una aplicación del móvil. Y es que hasta los más pequeños de la casa mediante juguetes conectados a Internet están ya inmersos en la red. Pero ¿qué son estos aparatos?

¿Qué son los juguetes conectados?

Como su nombre indica son juguetes pero cuentan con una peculiar característica: necesitan estar conectados a la red para funcionar. Habitualmente esto se logra mediante la instalación de una aplicación en un dispositivo móvil o un ordenador. Una vez sincronizado el aparato con la plataforma en la que se ha instalado su aplicación, este intercambiará información con los servidores de la empresa que lo diseñó y que tiene habilitados para tal uso.

Todo esto tiene el cometido de que el niño o la niña que lo esté utilizando sea capaz de interactuar con el juguete y que reciba respuestas en tiempo real en función de lo que tenga programado el aparato haciendo uso del smartphone o el ordenador. Tal fin podemos encontrar en dichos juguetes una pantalla o altavoces para hacer la experiencia interactiva.

Es usual que necesites registrarte mediante una cuenta en la web del producto antes de hacer uso de estas aplicaciones y, en teoría, tanto la web como el propio juguete deben guardar dicha información con seguridad.

El principal problema que plantean dichos juguetes es que pueden recopilar en mayor o menor medida datos personales de los menores que jueguen con ellos cuestionando aquí la seguridad de estos.

Indicaciones sobre los datos personales a tener en cuenta antes de comprar estos productos

Como padres de los menores existe una obligación para con ellos de velar por ellos y por su seguridad, así que antes de comprar estos productos es recomendable que tengas en cuenta una serie de consideraciones:

Lo primero que debes localizar en la caja o información del producto es qué datos recogerán estos. Recuerda que la información también la podrán obtener directamente del propio producto si este lleva cámaras o micrófonos incorporados.

– También es importante que te informes sobre el sistema de seguridad con el que cuenta dicho producto. Los mejores suelen estar protegidos por complejos sistemas de encriptación, así que es un punto a tener en cuenta.

– Otro punto clave es saber si los datos que el producto va a recoger se van a mantener guardados solamente, van a ser borrados una vez sea innecesario para el uso del producto o van a ser vendidos o transmitidos a terceras empresas. En este último caso se recomienda encarecidamente evitar dicho producto.

Cómo informarte acerca de las características de los juguetes conectados a la red

Afortunadamente, informarse acerca de lo que se va a comprar es muy fácil. Lo primero y más obvio es preguntar al personal del local o establecimiento en el que se va a adquirir el producto. Ellos podrán facilitarte toda la información del juguete y la edad recomendada, así como cualquier duda que puedas tener sobre sus características online.

Muchos de estos productos requieren antes de la inscripción en la cuenta correspondiente para su uso que aceptes unos términos y condiciones. En la mayoría de los casos es posible encontrar dicha información en Internet, así que es recomendable que hagas una pequeña búsqueda antes de adquirir el producto para saber si las condiciones que ofrecen son aceptables y no gastar tu dinero en un juguete cuya seguridad sea cuestionable.

En relación con el punto anterior, también puedes buscar o descargar la aplicación si la web lo permite antes de la compra para asegurarte que todo está en orden.

Por supuesto, también puedes informarte de cualquier duda o cuestión sobre la protección de tus datos o los datos de tus hijos consultando con una consultoría de protección de datos.

¿Cómo puedes protegerte con seguridad una vez has dado información?

Por supuesto, seguir todos los consejos dados con anterioridad es la mejor forma de prevenir cualquier tipo de problema que pudiera sobrevenir, pero si no ha sido el caso o incluso si lo has hecho todo y a pesar de eso tienes dudas existen algunos consejos para poder protegerte.

Vigila el correo que hayas utilizado para la inscripción de la cuenta en la web del producto con frecuencia, si ves que te llegan correos publicitarios o estás suscrito a boletines que nunca habías visto es que han cedido tu información a terceras empresas.

Pide información a la web del juguete sobre lo que han hecho con tu información y haz uso de la atención al cliente, no tengas miedo de que no te respondan, insiste.

Y en caso de que creas que la información ha sido vendida ponte en manos de profesionales y juristas para que puedas emprender las acciones legales correspondientes.

El uso de estos juguetes conectados a la red no es algo negativo o perjudicial para tus hijos, pero como con cualquier cosa siempre hay que actuar con precaución y teniendo el mayor cuidado posible, sobre todo con los menores.

imagen

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

div#stuning-header .dfd-stuning-header-bg-container {background-size: cover;background-position: center center;background-attachment: scroll;background-repeat: no-repeat;}#stuning-header div.page-title-inner {min-height: 100px;}