El Plan de Igualdad tras la nueva legislación

Si tu negocio aún no cuenta con un Plan de Igualdad, la nueva legislación, aprobada el pasado trece de octubre, te obligará a desarrollarlo. Con esta medida, regulada a través de un decreto ley, se pretende implicar a las empresas en la lucha contra la discriminación de género. En definitiva, busca combatir la brecha salarial, así como reducir la precariedad laboral en el colectivo femenino.

Los planes de Igualdad

Según declaraciones de la propia ministra de Igualdad, el ejecutivo ha considerado necesario la mayor regulación de estos planes. Con ellos se pretende fomentar que los negocios tomen las riendas, detectando comportamientos, políticas y culturas discriminatorias hacia la mujer en el entorno laboral.

Una vez se hayan identificado los puntos a mejorar en tu empresa, el siguiente paso que tendréis que dar será la creación de un listado de medidas con las que combatirlos. Para su desarrollo es importante que todos los equipos implicados negociéis las mejores soluciones. En el documento de apoyo creado se recomienda, entre otros, la participación de la alta dirección, los responsables de RR HH y los representantes de los trabajadores, así como un comité permanente de igualdad.

Cambios en 2020 de los planes de Igualdad

Aunque esta medida ya existía desde 2007, la nueva ley de planes de igualdad presenta una serie de modificaciones con respecto a la anterior. La mayoría están dirigidas a hacer que su creación y aplicación sea más generalizada. Si tu negocio tiene más de 50 empleados, tendrás la obligación de desarrollar y seguir un plan, mientras que el texto anterior marcaba el límite en 250 trabajadores.

Si tienes dudas sobre cómo calcular el número de trabajadores, en su artículo 3 la ley también incorpora indicaciones sobre cómo saberlo: tendrás que considerar a todos los empleados, independientemente de su centro de trabajo y la modalidad de contratación. Aunque se recomiendan las revisiones constantes y periódicas, también incluye un límite de validez de cuatro años. A partir de este momento deberéis crear uno nuevo.

Plan de Igualdad nueva legislación

Nueva normativa del gobierno

Además de estas diferencias con la legislación anterior, también incorpora más medidas que permitan tanto la implantación como el seguimiento de los planes. Por ejemplo, concreta las áreas en las que debes prestar atención a la igualdad en el puesto de trabajo. También recalca la importancia de la detección de discriminaciones durante los procesos de selección, en la infrarrepresentación femenina en algunos puestos, así como en el fomento de compartir la responsabilidad en los cuidados. También hace una mención concreta a la detección y prevención del acoso sexual.

Para luchar contra todas estas formas de discriminación, el real decreto permite incluir medidas positivas que ayuden a equilibrar la descompensación y obliga a que los propios trabajadores participen en el diseño del plan de igualdad. Una vez esté todo listo, deberás inscribir tu texto en el Registro de Convenios y Acuerdos Colectivos de Trabajo, que será de acceso público. Además de todo esto, si deseas desarrollar un protocolo y medidas para detectar y prevenir el acoso sexual en tu negocio, podrás inscribirlo en el mismo lugar y de forma voluntaria.

Respecto a los plazos en los que tienes que comenzar a desarrollar y aplicar tu plan de igualdad, también se ha creado un calendario. Se comenzará a hacer a partir de los tres meses de su publicación en el BOE, es decir, a mediados de enero de 2021, y tendrás como límite máximo los 12 meses posteriores en los que la ley se hizo oficial.

En definitiva, a través del Plan de Igualdad la nueva legislación te pide una participación más activa en la lucha contra la discriminación de género. Aplicándolos no solo cumplirás con la ley, también tendrás una herramienta valiosa para conseguir que todos los trabajadores disfruten de los mismos privilegios.

imagen