El nuevo código de conducta para el tratamiento de datos en la publicidad

El pasado tres de noviembre, AUTOCONTROL presentó el nuevo Código de Conducta del tratamiento de datos en la publicidad. Su objetivo es el de establecer un sistema extrajudicial que facilite la tramitación de reclamaciones por parte de los usuarios. A continuación, te contamos todas las claves para entender cómo va a funcionar y los beneficios que supone para tu empresa.

¿Cómo funciona el nuevo Código de Conducta de la AEPD?

El fin que persiguen la AEPD y AUTOCONTROL con este texto es cumplir con las funciones atribuidas en los artículos 40 y 43 del RGPD y el 38 de la LOPD. En ellos se reconoce la obligación de crear un código de conducta que regule el comportamiento en cada sector de actividad, en este caso, del de la publicidad.

Este sistema de regulación y el propio código estarán operativos a partir del 1 de enero de 2021, aunque las empresas pueden adherirse desde este mismo momento. El procedimiento podrá iniciarse de forma gratuita a través de los consumidores, o bien por la propia AEPD.

La mediación, que contará con AUTOCONTROL como organismo intermediario, durará 30 días. En este periodo no podrán abrirse quejas o procedimientos por otras vías y tanto la empresa como el usuario deberán intentar llegar a un acuerdo. De no producirse, se pasará a la siguiente fase, en la que el Jurado de la Publicidad deberá dictar resolución.

Una condición importante para poder hacer las reclamaciones es que los hechos denunciados hayan tenido lugar en los doce meses anteriores a la fecha de presentación de la reclamación. Si tuviesen que intervenir otro tipo de órganos, la propia AEPD será quien haga las solicitudes.

Código de Conducta

¿Cómo beneficia a tu empresa en cuanto al cumplimiento del RGPD?

Este código ha sido redactado con la intención de crear un marco comprensible que permita a tu negocio saber cómo actuar a la hora de hacer envíos publicitarios, gestionar la información de clientes o crear una política de cookies. Por lo tanto, va a funcionar como una herramienta para el compliance de valor incalculable.

Siguiendo sus indicaciones, sabrás cuál es la manera adecuada de actuar en cada situación y tus equipos tendrán acceso fácil y directo a una serie de normas pensadas para minimizar el riesgo legal a la hora de trabajar con los datos de clientes. Se trata de una información de calidad y aplicada para el sector de la publicidad, por lo que vas a encontrar respuesta a la mayoría de dudas.

Por otra parte, adherirte al Código de Conducta te va a ayudar a demostrar que te has involucrado activamente en el cumplimiento normativo. Así lo reconoce el propio RGPD, que establece la participación en estos códigos de conducta como una prueba de que se siguen las obligaciones en lo relativo al tratamiento de datos de carácter personal.

Los servicios de asesoramiento que ofrece AUTOCONTROL y el mecanismo de resolución de controversias también van a ser muy útiles para tu negocio. Por un lado, podrás acudir a ellos cuando tengas dudas sobre la forma más adecuada de proceder. Respecto a la mediación en las reclamaciones y el jurado, servirán como soporte a tu delegado de protección de datos o a tu departamento de privacidad.

Por último, estar adherido a este código es un movimiento de responsabilidad social beneficioso para tu imagen de marca. Supondrá una garantía para tus clientes, que sabrán que cuentan con el respaldo de organismos de referencia.

En definitiva, este Código de Conducta y su sistema de mediación suponen un paso adelante más de cara a garantizar el correcto uso de los datos personales de tus clientes. Gracias a sus recomendaciones y a sus órganos reguladores, tendrás una herramienta de compliance excelente.

imagen