El futuro del secreto profesional de los abogados

Como sabes, en muchas áreas laborales, el secreto profesional es un deber/derecho que involucra no solo al médico o al abogado, sino al paciente, al cliente y hasta a terceros. No puede ser violentado ni siquiera por mandato de un juez y se sustenta en la legislación vigente.

¿Qué implica el secreto profesional de los abogados?

Ante cualquier demanda por revelar hechos o informaciones, como abogado puedes y debes basarte en el artículo 542 de la LOPJ. El artículo reza: “Los abogados deberán guardar secreto de todos los hechos o noticias que conozcan por razón de cualquiera de las modalidades de su actuación profesional”. En caso de que tal revelación sea solicitada por un juez, puedes recurrir al amparo colegial.

Legislación del secreto en la abogacía

Has de saber que muchos otros artículos respaldan este deber/derecho. El artículo 24 de la Constitución Española expresa que la ley tiene la facultad de regular los casos en los que no estás obligado a declarar sobre presuntos delitos por razón de parentesco o secreto profesional.

El Código Penal, en su artículo 199, contempla acciones contra las personas que revelen secretos a los que tengan acceso gracias a su oficio o por sus relaciones laborales y a los profesionales que no cumplan con el sigilo y los divulguen.

En el Estatuto General de la Abogacía, podrás encontrar dos artículos. El 32 impone a los abogados la obligación de no revelar noticias o hechos que hayan conocido gracias a su ejercicio profesional. Se incluye aquí el hecho de que ningún abogado puede ser obligado a declarar al respecto.

En el artículo 34, se menciona el deber de guardar el secreto de las comunicaciones orales o escritas que, en relación al cliente, se sostengan con los letrados contrarios, ni siquiera ante el juez y estando en el juzgado.

El futuro del secreto profesional de los abogados

Protección de datos: ¿cuál es el futuro de los abogados?

Existe el caso particular de los letrados que trabajan como asesores legales de las empresas. Al respecto, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea dictaminó ya en relación al caso Akzo en septiembre de 2010. En esta circunstancia, se argumenta que, al estar sujetos a una relación laboral, ello obra en contra de su independencia. Una interrogante es si estas disposiciones atentan contra la protección de datos.

Otra situación es la que se refiere al combate de la evasión fiscal. Gracias a la sofisticación alcanzada en estos mecanismos y a que las empresas cada vez son más internacionales, se impuso la Directiva 2018/822 de fecha 25 de mayo. El propósito es defender a los Estados y se aplica en el ámbito transfronterizo.

En España, existe la probabilidad de que se trasladen algunas de las previas disposiciones de esta directiva al ámbito nacional. La reforma de la Ley General Tributaria contempla que los profesionales del derecho puedan ser imputados automáticamente en el caso de tener clientes acusados de evasión fiscal, lo cual podría modificar la actual legislación que rige el secreto que deben observar.

Como sucede con muchos otros saberes del quehacer humano, el secreto profesional es un concepto en evolución. No olvides que las crecientes tendencias globales podrían modificar este deber/derecho.

imagen

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

div#stuning-header .dfd-stuning-header-bg-container {background-size: cover;background-position: center center;background-attachment: scroll;background-repeat: no-repeat;}#stuning-header div.page-title-inner {min-height: 100px;}