El compliance como ventaja competitiva para las empresas

Si te interesa el mundo empresarial o formas parte del mismo, es muy posible que estés oyendo hablar cada vez más del compliance y de sus ventajas. En fechas recientes, hasta la propia Ministra de Justicia del Gobierno español se hacía eco públicamente de este nuevo concepto empresarial. Pero, ¿cuál es el significado de este término?

Trataremos de explicarlo brevemente en este artículo, subrayando además su virtualidad competitiva para las empresas.

¿Qué es el compliance empresarial?

En su traducción literal de la lengua inglesa este vocablo significa cumplimiento normativo. Estaríamos hablando de la observancia de la debida diligencia por parte del estamento gestor de la compañía, adoptando las medidas precisas que garanticen el cumplimiento de la legalidad en la organización, evitando incurrir en infracciones legales.

En España se observa una progresiva implantación de los sistemas de compliance, aunque aún es reducido el porcentaje de empresas que lo aplican. Posiblemente sea el desconocimiento de sus innegables ventajas la razón principal de su aún escasa proliferación.

Ventajas del compliance o cumplimiento normativo

Haremos a continuación una somera enumeración de las mismas.

Evitar sanciones y responsabilidades

Adoptar la debida diligencia preventiva de conductas indeseadas por parte de los directivos de las empresas evita, no solo incurrir en posibles responsabilidades penales, sino también soslayar los riesgos de sanciones administrativas, de no menos graves consecuencias para el patrimonio empresarial.

Aportar ventajas competitivas en la contratación pública

La licitación en concursos promovidos por los órganos de contratación del sector público suele ser una importante fuente de ingresos para las empresas, pero solo puede aspirarse a ganar este tipo de procesos competitivos si la empresa cumple con los requisitos exigidos de solvencia y competitividad. El cumplimiento normativo es clave entonces para destacar entre los competidores.

Anticiparse a las obligaciones de transparencia

La transparencia es una exigencia cada vez más insoslayable tanto a nivel de la administración pública como de la empresa privada. Los sistemas de compliance integran ya mecanismos de garantía de la transparencia en la información que cada compañía debe hacer pública.

Materializar aspiraciones éticas

Los sistemas de cumplimiento normativo consiguen en muchos casos dejar constancia de la voluntad de la organización empresarial de cumplir con los cada vez más exigentes estándares éticos, transformando la cultura social de las compañías.

Mejorar los procesos de negocio

Combatir los fraudes y las ineficacias de la compañía redunda indudablemente en la mejora de sus procesos de negocio, y adelantarse proactivamente con mecanismos de prevención es uno de los objetivos del compliance.

Promover la confianza entre clientes y socios de negocio

Sin duda, uno de los principales valores de las empresas es su cartera de clientes. Todo lo que genere confianza en ese patrimonio inmaterial redundará en una mejora de sus resultados. Promover el cumplimiento de las normas siempre logrará optimizar la generación de confianza en socios, clientes e inversores.

Respaldar la implantación internacional de las empresas

El cumplimiento legal, la integridad, la transparencia y las buenas prácticas son una inmejorable carta de presentación de las compañías que aspiran a ampliar sus oportunidades de negocio más allá de las fronteras de su país de asentamiento.

Atraer y retener talento

Otro de los principales activos de las empresas es su capital humano. Las aspiraciones como empleados de las nuevas generaciones integran actualmente inquietudes que superan el mero bienestar material derivado de los ingresos monetarios. Cuestiones como el respeto a los derechos humanos fundamentales, la protección del medio ambiente o el compromiso social son algunas de las razones que ahora pueden atraer el talento hacia una determinada compañía. Y nada más atractivo que la solvencia ética de sus gestores.

Si la mejora de la competitividad de tu empresa figura entre tus inquietudes, no dudes en acudir a los profesionales de Gesprodat para implantar adecuados sistemas de cumplimiento normativo.