Reglas de oro para configurar la privacidad en Snapchat

Desde Gesprodat se trata en este post de la privacidad en redes sociales y en las aplicaciones de mensajería. Especialmente de Snapchat que es una aplicación de mensajería instantánea que está alcanzando un gran número de usuarios. Esto es debido, principalmente, a que reúne una serie de características de privacidad y seguridad que son muy apreciadas por los usuarios y especialmente por los más jóvenes.

Proteger la privacidad en las redes sociales y los intercambios de datos e información que se producen entre los individuos a diario se ha convertido en una necesidad de vital importancia. Pero esto no se puede hacer solo desde los operadores, plataformas y aplicaciones. Es imprescindible la colaboración del usuario. Sin su participación, siendo el primer agente activo de protección de su propia privacidad y seguridad, es inviable alcanzar el nivel requerido.

Cómo se protege la privacidad en las redes sociales

Antes que nada se ha de atender a unos usos adecuados de las mismas. Esto supone conocer la repercusión y consecuencias que pueden conllevar ciertos contenidos. Pero también implica conocer cómo utilizan las redes sociales toda esa información que se intercambia en cada post y cada comentario.

Cada acción que se produce en la red por parte de un usuario es analizada. De esta forma, se puede apreciar que, al poco tiempo de que un usuario muestre interés por un vídeo, una fotografía o una promoción, toda la publicidad que le ofrecerá la plataforma empezará a girar sobre el particular tema de interés que le movió a interactuar.

Esta es la forma que tiene las redes sociales de monetizar la plataforma y su actividad. Analizar y segmentar audiencias que ofrecen a sus clientes. Cada dato que se aporta eleva la eficacia del paquete ofrecido y esto, a su vez, incrementa su valor.

Desde esta perspectiva es fácil imaginar el alto valor que las acciones realizadas por los usuarios en una sesión tienen para canalizar este gran negocio y el pormenorizado análisis al que son sometidas las informaciones que comparte y sus datos.

¿Están los datos sujetos a protección?

Sin embargo, no todos los datos son susceptibles de una protección. La ley solo establece como tales los que se denominan datos privativos personales. Entre estos datos no se puede contemplar la información genérica que comparte el usuario en su día a día sobre los más diversos temas. Esta ha de encargarse de protegerla el propio usuario configurando su privacidad en las redes sociales. Esta protección le sirve, así mismo, para evitar que otros puedan capturar sus publicaciones y difundirlas o hacer un mal uso de ellas.

Cómo configurar la privacidad en las redes sociales

Cada red social trabaja con una interface diferente y una navegación específica, pero todas tienen en común el ser configurables. Esto quiere decir que en algún lugar disponen de todo un mecanismo de ajustes que el usuario puede adaptar a sus preferencias. Esto normalmente se realiza a través de todo un abanico de los más variados epígrafes y opciones. Se suelen manejar a través de switchs de activación o desactivación o la elección de alternativas de una lista.

En este apartado se establecen las condiciones genéricas de la privacidad del usuario. Desde la publicidad o privacidad del propio perfil hasta los datos personales que quiere que aparezcan en la información o quién quiere que vea sus publicaciones.

Además de estos datos genéricos la mayoría de las redes sociales permiten matizar cada publicación en un ámbito de visibilidad más amplio, público, o más restringido, amigos o personas determinadas.

Cómo configurar la privacidad en Snapchat

Snapchat es elegido por muchos usuarios por ser una aplicación especialmente pensada para la privacidad de los datos. Por ejemplo, cuenta con un sistema que permite intercambiar imágenes a las que se le da una duración. Transcurrido este tiempo son eliminadas irreversiblemente del servidor.

Para configurar las características de privacidad en esta aplicación se han de seguir los siguientes pasos:

1.- Acceder a la pestaña de «ajustes».

2.- Dentro del menú desplegable que aparece con los datos personales hay una opción que es la de «Verificar inicio de sesión». Convine configurarla de tal forma que se haya de autentificar la sesión cuando se inicia desde otro dispositivo y tener que introducir siempre el nombre de usuario y contraseña. De esta forma se evita dejar sesiones abiertas.

3. La opción de «Quién puede» va a permitir establecer desde las personas que pueden localizar el perfil como usuario, amigos, familiares, todo el mundo o contactos, por ejemplo, hasta las que pueden ver la historia e información detallada.

4. Si Se deseas desactivar la geolocalización, para evitar ser rastreado, se ha de entrar en «administración de servicios adicionales» y desactivar la opción de filtros.

Aunque Snapchat es una de las aplicaciones más seguras de mensajería y ofrece importantes mejoras frente a otras en el tratamiento de las imágenes no se debe olvidar que mediante una simple captura de pantalla se puede guardar cualquier fotografía o contenido. Es aconsejable conocer con quién se habla y tener precaución con lo que se comparte.

imagen

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

div#stuning-header .dfd-stuning-header-bg-container {background-image: url(https://gesprodat.com/wp-content/uploads/2019/02/privacidad-snapchat-1.jpg);background-size: cover;background-position: center center;background-attachment: scroll;background-repeat: no-repeat;}#stuning-header div.page-title-inner {min-height: 550px;}