Certificación ISO 27001: compromiso de la empresa con la confidencialidad, integridad y disponibilidad de sus datos

Confidencialidad, integridad y disponibilidad en el tratamiento de la información confidencial. Estos son los tres pilares sobre los que se sustenta la certificación ISO 27001, una norma emitida por la Organización Internacional de Normalización sobre los Sistemas de Gestión de Seguridad de la Información (SGSI). ¿Sabes en qué consiste, cuáles son sus aspectos más destacados y cómo puede ayudarte una consultora como la nuestra en su implantación?

Certificación ISO 27001: ¿qué es?

La norma ISO 27001 es una certificación cuyo propósito es mostrar al gran público que la empresa adherida a ella tiene un fuerte compromiso en lo que respecta a la protección de su información. Estos son los aspectos que la definen.

Contexto

El conocimiento de la situación de la organización se establece como el punto de referencia desde el que aplicar el SGSI. En concreto, se establece que los propósitos en materia de seguridad e integridad de los datos se alineen con los objetivos del propio negocio como organización.

Liderazgo

En concreto, los compromisos que debe adquirir el personal directivo de la empresa durante el proceso de implantación del SGSI y con el establecimiento de una “cultura de la seguridad”.

Se especifica que las responsabilidades de la dirección son las de elaborar la política de seguridad y establecer sus objetivos, comunicarlos al resto de la organización para lograr su implicación y responsabilizarse del seguimiento de su consecución.

Planificación

Este punto habla acerca de la definición de los riesgos que has de considerar y las acciones necesarias para evitarlos o mitigarlos. Esto se hace mediante un análisis en profundidad de las necesidades y expectativas de la organización.

Soporte

Para mitigar o prevenir determinados riesgos relacionados con el tratamiento de la información, la empresa necesita disponer de los recursos necesarios e instruir adecuadamente a su personal. En este sentido, valores como la comunicación y la concienciación juegan un papel clave.

Operación

Es el momento en el que se ponen en marcha todas las medidas de seguridad de la información definidas en la planificación. Siempre debe hacerse desde la perspectiva de la mejora continua para pulir posibles problemas con rapidez.

Evaluación

Cada cierto tiempo resulta indispensable analizar cómo se han integrado las medidas y cómo de efectivas han resultado. Esto puede hacerse a nivel interno por parte de la dirección de la empresa o contratando un servicio de auditoría externa.

Mejoras

El resultado de la evaluación será la base sobre la que implementar sistemas de mejora en la gestión de los datos, también denominado acciones correctivas. Un factor clave para aprender de los errores cometidos.

¿Cómo puede ayudarte una consultora a la implantación de la norma ISO 27001?

Implementar la norma ISO 27001 de la Organización Internacional de Normalización requiere tiempo y esfuerzo. Sin duda, recursos que tal vez tu empresa no esté preparada para dedicar a esto. En este sentido, contar con los servicios de una consultoría que efectúe el proceso de forma externa es lo más recomendable. ¿El motivo? Te asegurarás de que será llevado a cabo por profesionales especializados y obtendrás los mejores resultados en el tratamiento de los datos.

Por todo ello, el número de certificaciones ISO 27001 no ha dejado de crecer durante los últimos años. Esto garantiza que se están realizando unas mejores prácticas en cuanto a la confidencialidad y la integridad de los datos en las empresas españolas, algo de lo que te podemos dar fe desde Gesprodat.