CASO REAL: Compliance en el Caso Neymar

El Caso Neymar atrajo la atención del público en muchos aspectos, incluyendo por supuesto el ámbito legal. Con su dictamen muchos comenzaron a preguntarse si las personas jurídicas podían tener responsabilidad penal al igual que una persona física, algo que sin duda era desconocido por la mayoría de la población pero no por los expertos en la materia. El caso ha servido para que comprendas de manera práctica el concepto compliance penal y la aplicación de la reforma de 2015 del Código Penal en nuestro país. 

Qué es el compliance penal

El término hace referencia al conjunto de medidas que previenen infracciones de tipo penal y las sanciones derivadas que puedan afectar a la empresa.

Funciona además como un sistema de gestión y organización con el que se tiene un mejor registro y un mayor control del funcionamiento interno. Con él se detectan más fácilmente las posibles incidencias o fraudes, minimizándose el riesgo de cometer faltas con la merma en la reputación que eso supone.

Asimismo, se considera una buena herramienta de transparencia, puesto que a las empresas que lo trabajan se les presupone, además de buena praxis, compromiso y cumplimiento de la normativa. Puede asumirse de manera voluntaria o impuesta, ya que cada vez son más los clientes y procesos de contratación pública que exigen la presencia de este programa.

Responsabilidad de las personas jurídicas

Cuando se habla de la responsabilidad penal de las empresas se alude a ese mecanismo que se ha establecido para evitar la ejecución de los delitos asociados. Como puedes ver, teniendo en cuenta lo dificultoso del proceso y lo caros que resultan para las compañías los recursos necesarios se estableció una solución alternativa. Con ella se fomentaba que las empresas se regulasen a sí mismas, teniendo la garantía de ser exculpadas de responsabilidad o gozar de una atenuación de la pena en el caso de haberse cometido una infracción por parte de sus trabajadores. Eso sí, para disfrutar de tales privilegios debían probar la eficacia de dicha autorregulación a la hora de impedir la comisión del delito juzgado.

Aplicación práctica: el Caso Neymar

Todo este discurso tiene su aplicación en ejemplos que te resultarán familiares como es el Caso Neymar, resuelto por la Audiencia Provincial de Barcelona el 16 de marzo de 2017. Es perfecto para que comprendas el papel del compliance penal y la responsabilidad de las personas jurídicas por los actos de sus trabajadores, incluyendo a los directivos.

El F.C. Barcelona fue condenado por dos delitos fiscales perpetrados por uno de sus trabajadores, el jugador Neymar: la Audiencia consideró al club responsable penal de los mismos, condenándolo al pago de 5’5 millones de euros.

Para dictar el fallo se basó en la autorregulación de la empresa y su ineficacia para evitar el delito, si bien es cierto que la pena se vio rebajada al comprobarse la voluntariedad del Club a la hora de resolver el conflicto. De lo contrario, podíamos estar hablando de sanciones que implicasen la suspensión o cierre temporal de las actividades de la empresa, entre otras de mayor severidad.

Sin embargo, estas conductas no fueron suficientes para exonerar al F.C. Barcelona, puesto que los magistrados entendieron que si su programa de cumplimineto normativo hubiera sido eficaz no se hubiera dado lugar a la comisión de los delitos.

En definitiva, con esta sentencia lo que se viene a demostrar es que la tenencia de un buen compliance es el factor que inclina la balanza hacia la exoneración de la empresa cuando se dan este tipo de situaciones. Un programa de cumplimiento normativo eficaz y su plasmación en el manual de delitos preventivo de tu compañía es básico para salvaguardar a tu empresa de actos cometidos por terceros con base a la normativa vigente.

imagen

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

div#stuning-header .dfd-stuning-header-bg-container {background-size: cover;background-position: center center;background-attachment: scroll;background-repeat: no-repeat;}#stuning-header div.page-title-inner {min-height: 100px;}