Búsqueda de empleo y protección de datos: ¿debes aportar una foto de tu DNI?

La protección de datos es una disciplina transversal que se aplica en muchas áreas del día a día, también en lo referente a la búsqueda de empleo. Es importante que lo tengas en cuenta para no acabar siendo víctima de fraude.

Aunque es normal que aportes datos personales si te postulas como candidato a una oferta de empleo, debes ser cuidadoso con tu DNI.

El problema de las ofertas de trabajo falsas

Cada día se publican en España cientos de ofertas de empleo en webs especializadas, páginas de anuncios clasificados, redes sociales, medios offline, etc. Desafortunadamente, no todos los anuncios que vemos son reales.

De un tiempo a esta parte se han incrementado los fraudes. Los delincuentes han descubierto que, cuando alguien está buscando trabajo, es más vulnerable frente a ciertas estafas. Porque su situación de desempleo le lleva a no tener tan en cuenta la seguridad de su información. En ese momento, lo que le importa es no perder la oportunidad de acceder a un trabajo.

Las ofertas de empleo falsas suelen tener el objetivo de conseguir dinero. Por ejemplo, diciéndoles a los estafados que, antes de ocupar el puesto, deben pagar una maneración. Ahora, además, los delincuentes han encontrado en las ofertas fraudulentas una manera relativamente fácil de acceder a los datos personales de sus víctimas. Información que luego pueden utilizar para suplantar su identidad y hasta para acceder a sus cuentas bancarias.

Por eso, debes tener especial cuidado cuando se solicite que envíes una copia de tu DNI. O si, sencillamente, te piden el número de tu DNI.

¿Cuándo hay que aportar el DNI?

En un proceso de selección la empresa no necesita para nada tu DNI. Si te lo piden, lo mejor que puedes hacer es preguntar amablemente para qué lo quieren. A continuación, no deberías dudar en pedir por escrito información sobre el tratamiento que se va a hacer de esos datos de carácter personal.

Si la empresa es totalmente legal, no tendrá ningún inconveniente en darte las explicaciones necesarias. Si se niega a hacerlo, ahí tienes un motivo para sospechar.

Como regla general, solo tienes que dar información sobre tu Documento Nacional de Identidad, o proporcionar una copia del mismo, cuando el proceso de contratación ya está en marcha. En ese momento, la empresa te pedirá datos personales como este o tu número de afiliación a la Seguridad Social. Se trata de información indispensable para formalizar el contrato y hacer el alta.

Solamente existe un caso en el que te pueden solicitar el dato del DNI cuando optas a un puesto de trabajo: en los procesos de selección de personal de la Administración Pública. En estos supuestos es imprescindible que la Administración contratante pueda identificar a los candidatos seleccionados y excluidos de forma inequívoca, para lo que necesita conocer su Documento Nacional de Identidad.

Principio de minimización de datos en el currículum

Para evitar que una oferta de trabajo fraudulenta pueda tener consecuencias graves para ti, puedes aplicar el principio de minimización de datos personales en tu currículum. Consiste en reducir de forma notable la información privada.

Por ejemplo, abstente de indicar tu dirección. Basta con que señales la localidad de residencia, si es que es relevante para el puesto de trabajo. Tampoco hagas referencia a cuestiones como tu estado civil.

Esto es siempre importante, pero todavía más si vas a subir tu currículum a un portal de empleo o lo vas a enviar en línea.

Aporta solo la información que creas que la empresa necesita realmente para valorar si eres un buen candidato. Si en algún momento consideras que te están pidiendo algo improcedente, no dudes en exponerlo claramente. Mejor ser precavido que víctima de un fraude.