902.929.926info@gesprodat.net

Las pymes ante el RGPD

office-2360063_960_720aaaa

Las pequeñas y medianas empresas (pymes) son una abrumadora mayoría de las empresas españolas, pues su porcentaje en este ámbito supera ampliamente el 90 %. Suman más de tres millones y medio de organizaciones y dan ocupación a millones de autónomos y empleados contratados. Respecto a cuestiones de protección de datos, suelen recurrir a las consultorías, empresas que contribuyen a su puesta al día en materia del Derecho de las Nuevas Tecnologías. Este se vertebra, en España, a través de la LOPD y LSSICE.

Las pymes y su adaptación al Reglamento General de Protección de Datos (RGPD)

Si, por una parte, emplean a una aplastante mayoría de los trabajadores españoles; por otro lado, en ocasiones, no cuentan con recursos suficientes para abarcar sobradamente todas las facetas que se requieren a unas organizaciones de estas características.

Por lo tanto, la protección de datos se convierte en un asunto de cierta complejidad. Esta es una premisa que, en el marco de su actividad, hay que tener en cuenta. Sin embargo, es posible que pueda quedar un tanto soslayada por los trabajos más urgentes del día a día.

Como se ha comentado, es normal que los responsables de estas cuestiones recurran a los consultores especializados. Pero, además de recibir esta ayuda, también deben prestar atención a las directrices que frecuentemente publica la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD). Dicha Agencia se caracteriza por promover campañas didácticas y divulgativas acerca de la protección de datos personales.

Sus materiales resultan, por consiguiente, muy útiles y atractivos para estas empresas, dado que les ofrecen la información oportuna de forma clara y en formatos adaptados a los tiempos (como, por ejemplo, desde las redes sociales).

La adaptación de estas organizaciones al RGPD es uno de los temas en los que la AEPD está invirtiendo sus recursos más valiosos.

Adaptarse al RGPD justifica una campaña fuerte

Como se ha señalado anteriormente, las pequeñas y medianas empresas tienen que invertir unos recursos, por definición, limitados en realizar la obligatoria adaptación al RGPD, una adaptación que tendrá que haberse producido de manera completa el 25 de mayo de 2018. No obstante, en fecha de 25 de mayo de 2016 ya entró en vigor, previamente a su aplicación, el citado RGPD. Desde ese momento, estas empresas han contado con un periodo de transición específicamente diseñado para su progresiva adecuación a los estándares de protección de datos que impone la normativa comunitaria.

La AEPD ha desempeñado un cometido muy relevante durante todo este proceso. No en vano, ya promovió un premio (honorífico y publicitario) para las organizaciones públicas y privadas que presentaran los proyectos con una adaptación al RGPD más brillante. Pero su trabajo no acaba en este premio, puesto que también ha publicado guías relativas a los contratos o al deber de informar. Asimismo, se organizó una jornada de sensibilización sobre el asunto, la cual contó con la presencia del ministro de Justicia, Rafael Catalá, quien destacó la importancia del dato personal en el mundo empresarial.

En resumen, la AEPD no escatima en iniciativas relativas a concienciar a las pymes de la importancia de adaptarse convenientemente a los requisitos del RGPD.

imagen

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

CONTACTA CON GESPRODAT
Expertos en escuchar y asesorar ¿Hablamos?
CONTACTAR